Política de cookies

Este sitio usa cookies para almacenar información necesaria.
Leer nuestra política
¿Aceptas nuestra política?

Asprometal

Imagen.

La Naval, al borde de la quiebra ante la ausencia de inversores que la rescaten

La inmersión en un procedimiento concursal de liquidación -lo que en términos coloquiales se puede denominar quiebra-, con una adjudicación judicial posterior a quien esté dispuesto a presentar una oferta por sus activos, parece vislumbrarse ya como la única salida de futuro para el astillero vizcaíno de La Naval. Una salida, en cualquier caso, de resultado incierto, tras haber agotado las opciones de encontrar inversores dispuestos a invertir dinero en la sociedad en su estado actual. Han pasado ocho meses desde que los accionistas cayeron en la cuenta de que se acercaban al precipicio, fruto de las importantes pérdidas acumuladas en los ejercicios anteriores. Cinco, desde que se plantearon seriamente la necesidad de realizar una ampliación de capital, ante la evidencia de que la empresa había devorado sus fondos propios y requería de un nuevo impulso financiero. Pero también se han consumido cinco meses en fuegos de artificio, con la esperanza puesta en que el empresario asturiano afincado en Miami Manuel del Dago convirtiese en realidad su promesa de hacerse con el 80% de las acciones de La Naval. Fuente: Elcorreo.com