Política de cookies

Este sitio usa cookies para almacenar información necesaria.
Leer nuestra política
¿Aceptas nuestra política?

Asprometal

Imagen.

Autorizada planta de biomasa Cubillos (León)

Ponferrada (León), 17 abr (EFE).- El Boletín Oficial de Castilla y León (BOCyL) publica hoy la autorización final concedida a Forestalia para la construcción de una planta de biomasa en Cubillos del Sil (León), contra la que Bierzo Aire Limpio ya ha anunciado que recurrirá ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León Según la organización ecologista, el proyecto presentado por Forestalia "es inviable tanto a nivel económico como a nivel de disponibilidad de la materia prima o combustible". "Este proyecto es muy sospechoso pues solo puede tener viabilidad ampliando su utilización a residuos o a biomasa urbana", interés oculto que denuncian los ecologistas por medio de un comunicado, ya que en su opinión "todo se ha tramitado aceleradamente, con prisas y oscurantismo". La empresa Forestalia, agrega Bierzo Aire Limpio, "lleva meses ocultando su trama societaria y su verdadero músculo financiero: el dinero público regalado o avalado por la Junta de Castilla y León, con el que pretende construir una central térmica de biomasa en El Bierzo". Añade que el dueño de Forestalia, Fernando Samper Rivas, "pretende ser el nuevo Rey Midas, pero, eso sí, con dinero público de los castellano y leoneses". A juicio de la asociación ambiental, Forestalia "actúa con la complicidad de los Gobiernos del PP en Madrid y Valladolid", y podría estar incurriendo en irregularidades. Recuerda que en 2016 ganó la subasta de energías renovables renunciando al llamado canon, con el compromiso de construir las instalaciones con sus propios medios. Con estas condiciones, precisa, el Gobierno de Mariano Rajoy concedió a una empresa con apenas solvencia y sin experiencia previa en el sector, 402 de los 500 megavatios subastados, lo que provocó entonces las quejas y sospechas de todo el sector. Bierzo Aire Limpio explica que la concesión tenía truco, ya que Forestalia, de origen aragonés, "buscó cobijo en autonomías gobernadas por el PP, como Castilla y León, donde algunos consejeros de la Junta han amparado el proyecto de Forestalia con un interés desmesurado, que reviste toda la apariencia de presunto trato de favor". "La Declaración Ambiental no ha tenido en cuenta ni una de los cientos de alegaciones ciudadanas contra un proyecto que entraña graves peligros para la salud de los bercianos. Esta sordera de la Junta es vergonzosa y, sobre todo, muy sospechosa", señala la organización ecologista. También alerta de que en cuanto al aval de 44 millones la Junta de Castilla y León "compromete dinero público con una empresa de dudosa solvencia, formada por un conglomerado societario de más de trescientas sociedades, unas interpuestas con las otras, formando una pirámide en la que se diluyen las responsabilidades económicas y de todo tipo". "¿Quién está detrás de Forestalia? ¿Cómo es posible que la Junta avale 44 millones a una empresa con 3.000 euros de capital y se le estén ofreciendo públicamente otros 9 millones de subvención? ¿Con qué garantías? Todo el proyecto es especulador y descabellado", finaliza Bierzo Aire Limpio. EFE Fuente: lavanguardia.com