Política de cookies

Este sitio usa cookies para almacenar información necesaria.
Leer nuestra política
¿Aceptas nuestra política?

Asprometal

Imagen.

La plantilla de Navec vota a favor del ERE que finalmente rebaja los despidos a 53

Casi en el tiempo de descuesto, puesto que hoy finalizaba el periodo de consultas, el ERE planteado por Navec ha recibido el apoyo mayoritario de la plantilla. Durante estas semanas de negociación se ha rebajado la cifra de despidos inicialmente planteada por la compañía de 87 a 53. Y también se ha mejorado la cantidad indemnizatoria, cuyo cálculo será de 30 días por año trabajado con un tope de una anualidad. Existe una salvedad al alza que afecta a los mayores de 55 años. Estos, además, recibirán una indemnizacion extra de 200 euros por cada año de antigüedad en la empresa.

La votación de la última propuesta, celebrada a última hora de la tarde, contó con 90 votos a favor, 18 en contra y 1 en blanco. Gil Manuel da Costa, negociador por parte del sindicato mayoritario, CC OO, y responsable de Industria para Oviedo, reconocía que «te queda una sensación amarga porque nunca es agradable la pérdida de empleo, defendimos el mantenimiento en ERTE hasta el final pero tuvimos que aceptar y llevar esta úlitma propuesta a la Asamblea como mal menor».

La empresa ahora trabaja en dos vías para formalizar las salidas. Por un lado, solicitará voluntarios -entre los 87 que inicialmente pensaba despedir- para incorporarles temporalmente a una obra que se está ejecutando en Tarragona. Esta opción ya cuenta con 10 voluntarios. Por otro lado, abrirá un periodo de inscripción para aquellos trabajadores que se quieran ir de la empresa, pudiendo, con su marcha, evitar el despido de otra persona. Así hasta llegar a la cifra de 53.

Por otro lado, y para los que permanecerán en Navec, se mantiene el ERTE de fuerza mayor hasta el 31 de mayo, a la espera de que sea rubricado la extensión de los ERTE por el Gobierno central. Y, si con la vista puesta a prorrogarlo hasta el 31 de diciembre si la empresa no hubiera iniciado la carga de trabajo que tiene aprobada y pendiente de arrancar.

Fuente: www.elcomercio.es