Política de cookies

Este sitio usa cookies para almacenar información necesaria.
Leer nuestra política
¿Aceptas nuestra política?

Asprometal

Imagen.

La SEPI anuncia que el contrato de las corbetas árabes ya entró en vigor

El presidente de la corporación, Vicente Fernández Romero, garantiza la ejecución de este encargo.

El presidente de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), Vicente Fernández Guerrero, ha anunciado en el Congreso, en donde comparece actualmente en la comisión de Industria, que el contrato de construcción de cinco corbetas para la Armada de Arabia Saudí ha entrado en vigor esta misma semana. «Arabia ha aportado la carta de crédito necesaria para la puesta en marcha y se ha aprobado la join venture con la empresa pública SAMI (Saudi Arabian Military Industries)», aseguró, para reiterar que el pedido ha entrado en fase de vigor desde ahora y durante los próximos 35 meses. «Puedo ofecer hoy y ahora la seguridad absoluta sobre la ejecución de este contrato, que ya entró en vigor», subrayó.

Fernández Guerrero defendió la importancia que tiene el pedido para el futuro de la compañía y para el plan industrial que está negociando la dirección con los sindicatos y que, afirmó, esperaba que estuviese aprobado «en pocas semanas». La construcción de los buques se iniciará en enero del próximo año en el astillero de San Fernando. Vicente Fernández explicó que la factoría ferrolana participará en el pedido fabricando las cajas reductoras de los buques, que saldrán de la fábrica de Turbinas.

El máximo responsable de la corporación pública incidió en que reportará siete millones de horas de trabajo y generará ocupación para unas 6.000 personas, aunque solo 53 de esos empleos se corresponden con la ría de Ferrol.

En la comparecencia, Ricardo Tarno, diputado del PP, reprochó a Fernández Romero que su Gobierno hubiese puesto en riesgo el acuerdo por la decisión del Ministerio de Defensa de revisar el suministro de bombas a Arabia Saudí. La concejala de En Marea, Yolanda Díaz, reprochó al PP y PSOE la gestión realizada en Navantia y obvió todos los encargos actualmente en ejecución -solo en Ferrol la construcción de dos buques logísticos para la Armada de Australia y un BAM para la de España y un pedido de eólica marina en Fene- al asegurar que «las gradas de los astilleros españoles están vacías».

No obstante, ni PP, ni Ciudadanos ni En Marea reclamaron la retirada de ese contrato, como sí hizo en las últimas semanas Podemos, aunque este grupo no ha intervenido esta mañana.

A continuación de la comparecencia del presidente de la SEPI, le ha llegado el turno a la presidenta de Navantia, Susana de Sarriá, quien ha insistido en la importancia del pedido con Arabia Saudí para el futuro de la compañía. «Es el contrato de mayor exportación de la historia de Navantia», subrayó, al mismo tiempo que incidió en su importancia no solo en materia de empleo, sino también por su «alto contenido tecnológico».

De Sarriá manifestó su confianza en que las negociaciones del plan de futuro se cierren «en el plazo más breve posible» y explicó que en ese marco se van a fabricar en la ría de Ferrol las futuras fragatas F-110, que sostendrán «entre 7.000 y 9.000 puestos de trabajo anuales durante casi una década». 

 

Fuente: La Voz de Galicia