Política de cookies

Este sitio usa cookies para almacenar información necesaria.
Leer nuestra política
¿Aceptas nuestra política?

Asprometal

Imagen.

La primera oferta de empleo para la ría de Navantia no llega a las 170 personas

La firma sostiene que las cifras aportadas a los sindicatos están abiertas y que solo recogen las necesidades de los programas sin contar aún la reposición de directivos.

La dirección de Recursos Humanos de Navantia y los sindicatos mantuvieron ayer dos reuniones en Madrid para impulsar el expediente de despido colectivo por el que serán prejubilados aquellos trabajadores que tengan cumplidos 61 años y también para perfilar la convocatoria de empleo público que se llevará a cabo pareja el proceso de rejuvenecimiento de las plantillas. Los responsables de la compañía presentaron a los portavoces sociales los resultados de un estudio realizado a partir de las necesidades operativas de los distintos programas, que implicaría la contratación de 164 personas este año en los astilleros de Ferrol y Fene.

Navantia explica que esta no es la cifra final de contrataciones que va a ofertar para las plantas locales, ya que en ese volumen de empleo no se contempla el corporativo, es decir, la necesidad de reposición tras la jubilación de directivos.

Los sindicatos manifestaron su oposición en la comisión de empleo a esta propuesta, pero no tanto por el número ofertado, ya que son conscientes de que solo es el resultado del estudio de las necesidades de los programas, sino por el tipo de puestos requeridos. Así, únicamente una veintena se corresponden con operarios, mientras que los restantes son empleados y técnicos. Además, criticaron que no se les haya explicado los criterios elegidos para realizar ese reparto y que tampoco se desglose las propuestas por astilleros.

Ingenieros para las F-110

Desde la empresa pública se insiste en que, en Ferrol, ante el arranque del programa de construcción de las fragatas F-110 para la Armada española, las principales necesidades que plantea esa obra en una primera fase son las del desarrollo de la ingeniería, por lo que necesitan fundamentalmente técnicos.

Serán aspectos, no obstante, que tendrán que abordarse en próximas reuniones. Una vez que se alcance ese plan de empleo global, Navantia recuerda que serán las comisiones de empleo locales las que concretarán todos los detalles en cada comarca.

Por otro lado, también ayer se inició la tramitación del expediente de despido colectivo que implicará que este año salgan anticipadamente de las antiguas Astano y Bazán un total de 636 trabajadores. Navantia afirma que se ha procedido a la constitución de la correspondiente comisión negociadora y a la apertura del período de consultas dirigido a alcanzar a un acuerdo entre la dirección de la empresa y los representantes de los trabajadores sobre las condiciones y calendario de salidas de las personas afectadas.

 

Fuente: La Voz de Galicia