Política de cookies

Este sitio usa cookies para almacenar información necesaria.
Leer nuestra política
¿Aceptas nuestra política?

Asprometal

Imagen.

El ‘Carnival Triumph’ llega a Cádiz para una reforma integral a contrarreloj

  • Más de 4.500 trabajadores se ocuparán de la remodelación para que esté lista en menos de 40 días

  • El armador desplaza dos ferris para alojar a 3.500 obreros de las subcontratas

El crucero Carnival Triumph ha llegado en la madrugada de este martes al astillero de Navantia Cádiz para acometer una reforma integral en la que trabajarán 950 trabajadores de subcontratas gaditanas y otros 3.500 del armador, quienes serán alojados en dos ferris atracados en la factoría gaditana.

Carnival Cruises invertirá casi 180 millones de euros en la remodelación del buqueLa obra, que forma parte de un plan dotado con 1.600 millones de euros para renovar la flota del a compañía, debe estar lista en menos de 40 días ya que el barco tiene previsto zarpar de Cádiz el 18 de abril rebautizado como el Carnival Sunrise rumbo a la Costa Este de Estados Unidos para iniciar una nueva temporada de cruceros.

La operación de mayor entidad que se realizará en Cádiz es la instalación de una cola de pato, un elemento de 300 toneladas de peso situado en la popa que sirve para mejorar la navegabilidad. Esta pieza es clave debido a que la reforma que se va a acometer en el astillero de Navantia Cádiz también implica cambios sustanciales en las cubiertas superiores, lo que modifica el centro de gravedad del crucero y su flotabilidad.

Precisamente, uno de los trabajos que Carnival contempla es la instalación de un nuevo bloque sobre el puente de mando en el que se habilitarán nuevas cabinas de gran lujo con ventanales que van del suelo al techo y amplias terrazas. Además, se remodelarán todos los camarotes y se renvoarán las zonas comunes de ocio.

Entre otras instalaciones, en el astillero gaditano se montarán nueve restaurantes, cuatro bares o atracciones al aire libre, que incluyen un parque acuático con un tobogán de 70 metros de longitud, un campo de minigolf con nueve hoyos, y un espacio polideportivo con cancha de baloncesto, una tirolina o una pista de atletismo. La remodelación también incluye una revisión de los elementos de propulsión y maniobra. que serán optimizados.

Los trabajos supondrán puntas de empleo de hasta 950 trabajadores del astillero y su industria auxiliar, a los que se sumarán otros 3.500 contratados directamente por la naviera. Al igual que ocurrió con la reforma del crucero Disney Wonder, el armador les alojará en dos ferris traídos expresamente a Cádiz.

El plazo tan ajustado de la reforma se debe a que Carnival pretende optimizar al máximo el tiempo de varada, ya que ha programado un crucero inaugural de siete días con salida el 29 de abril desde Norfolk, en la Costa Este de Estados Unidos.

El buque pasará el verano en Nueva York haciendo viajes a las Bermudas, Canadá y el Caribe. En invierno cambiará su base a Fort Lauderdale (Florida), donde operará cruceros al Caribe y las Bahamas a partir del mes de octubre. La compañía tiene todo a punto ya que incluso ya ha designado los dos capitanes y dos ingenieros de nacionalidad italiana que estarán al mando de las operaciones del buque.

Botado en 1999 en el astillero italiano de Fincantieri, este crucero tiene 272 metros de altura, 35 de anchura y 62 de altura desde la quilla hasta la cubierta superior. En 2013 ya fue reformado en profundidad después de sufrir una grave avería en aguas del Golfo de México, lo que supuso una inversión de 100 millones de euros. Tras la reforma, el buque contará con capacidad para alojar a un máximo de 2.984 pasajeros y 1.100 tripulantes, que se distribuyen en trece cubiertas según la información oficial de Carnival.

Contrato vital para Cádiz

Este contrato es clave para el astillero gaditano, ya que servirá de modelo para remodelar un segundo barco de Carnival, el Carnival Victory, cuya transformación está planificada para marzo de 2020.

El astillero de Navantia Cádiz encara así un año que promete ser histórico en lo que se refiere a volumen de operaciones. Acaba de terminar la reforma del crucero Golden Era, de la compañía SkySea, que tras dos meses de trabajos, deja Cádiz rebautizado como el Marella Explorer II. En breve llegará a Cádiz del crucero de lujo Star Pride, para una varada de menor entidad que la del buque de Carnival.

A finales de abril se espera la reparación del crucero The World, y en septiembre está prevista la escala del Oasis of the Seas, de Royal Caribbean, que reservó hueco en el astillero gaditano para su reforma con un año de antelación.

También hay trabajo más allá del sector de los cruceros. En estos momentos, la factoría Navantia Cádiz está enfrascada en la reparación de una fragata de la Armada, y a finales de esta misma semana está programada la reparación del Jean de la Valette, un catamarán de aluminio de la naviera maltesa Virtu Ferries con capacidad para 800 pasajeros y 230 coches que opera rutas entre Malta y Sicilia

Fuente: www.diariodecadiz.es