Política de cookies

Este sitio usa cookies para almacenar información necesaria.
Leer nuestra política
¿Aceptas nuestra política?

Asprometal

Imagen.

Barrios de Oviedo San Mateo Real Oviedo Fotos Vídeos Trubia será «la columna vertebral» de la fabricación de los 384 blindados 8x8 para el ejérc

La factoría de la localidad cañonera será la encargada de crear las barcazas del nuevo vehículo de combate.

Como agua de mayo sin ser mayo ha sentado a la fábrica de armas de Trubia, sindicatos, políticos y trabajadores de la factoría la aprobación por parte del Consejo de Ministros de la autorización para la construcción del nuevo vehículo de combate VCR 8x8 Dragón. Santa Bárbara Sistemas será la adjudicataria principal. Un contrato que asciende a 2.083 millones de euros que se pagará en anualidades hasta 2030. Casi unos 200 millones de euros al año, casi el presupuesto anual del Ayuntamiento. No todo irá para Trubia ya que el contrato se reparte con la plantas de Santa Bárbara Sistemas de Alcalá de Guadaira (Sevilla) y las de Indra en Aranjuez (Madrid) y Sapa, en Andoain (Guipúzcoa), pero la localidad cañonera, junto a la factoría de Sevillana, «serán la columna vertebral del programa», incidieron fuentes del sector.

El contrato prevé la fabricación de los primero 384 vehículos de un total de mil, que sustituirán a los actuales blindados del Ejército de Tierra, los BMR, con más de cuarenta años a sus espaldas. La fábrica de armas de Trubia será la encargada de comenzar la construcción de un vehículo militar «del siglo XXI», como así lo definió el secretario general de la sección sindical de la UGT-FICA en Santa Bárbara Sistemas, Mariano Fernández. La factoría de la localidad cañonera se encargará de la construcción de las barcazas, esto es, la estructura base de los 384 nuevos blindados. Un contrato que lleva de la mano la inclusión de otras empresas asturianas que entrarán a formar parte «de la cadena de suministros». «Es un programa muy español que generará empleo e innovación tecnológica y que nos permite tener un producto de cara a futuros contratos», aseguraron fuentes relacionadas con el programa. Se abre una puerta, aseguraron esas mismas fuentes, a consolidar futuros contratos con otros países en material armamentístico. «Tendríamos un vehículo de ruedas que nos permitiría no solo satisfacer al Ejército Español sino rentabilizarlo en el exterior». Correría la misma suerte que la serie de 'Pizarros' que la fábrica de armas de Trubia comenzó a construir hace dos décadas y aún se siguen exportando.

El contrato cubre la fabricación del primer tramo de producción de los 348 vehículos en sus hasta 13 configuraciones diferentes, sobre cinco versiones, incluyendo los respectivos componentes del sistema de misión -armamento, nivel de protección, sensores, comunicaciones y sistemas de mando y control-, así como los productos del apoyo logístico. Lo completan otras dos fases. «Está previsto la construcción de tres diferentes plazos que rozarán casi el millar de unidades, por lo que es un programa a largo plazo que significa futuro para la empresa», valoró Mariano Fernández, que acaba de ganar las elecciones sindicales en la factoría trubieca.

Con todo, aún queda pendiente la firma, que se espera antes de que finalice el año. Las perspectivas y el calendario apuntan a que «el próximo año habría que entregar ya la primera unidad», señalaron desde el sindicato UGT FICA.

De esa firma se conocerá cuanta carga de trabajo se quedará en Trubia y de qué manera afectará a sus empleados. «Entendemos que es una decisión correcta puesto que la mayoría de la producción, las pruebas y el montaje se hacen en nuestras instalaciones por lo que no sería de recibo que fuera otra empresa la que asumiera el contrato», señaló Fernández.

Las valoraciones

El anuncio del futuro contrato para la construcción de los nuevos blindados no ha pasado desapercibido para el Ayuntamiento. El alcalde, Alfredo Canteli, destacó que «la industria armamentística es realmente una industria potente y especializada, la más importante que tenemos en el municipio». Calificó de «buena noticia la futura» firma del contrato del Ministerio de Defensa con Santa Bárbara Sistemas. «La medida tiene un impacto positivo en la creación de empleos directos e indirectos y esperemos que haya más compromisos para seguir potenciando y consolidando el futuro de la fábrica de Trubia».

Por su parte, el teniente de Alcalde, Nacho Cuesta, fue más allá. «Ciudadanos consiguió que se aprobase durante el mandato pasado una moción para instar al Gobierno estatal a que licitase este contrato y, como no puede ser de otra manera, celebramos este impulso para Trubia y el empleo de nuestro concejo».

El portavoz del Grupo Municipal Socialista y exalcalde de Oviedo destacó «la importancia de este pedido para la industria asturiana, porque también supondrá aumentar la cartera de trabajo para numerosas empresas», argumentó Wenceslao López. No desaprovechó la ocasión para cargar contra el actual regidor municipal y el partido que representa. «El PP solo estuvo diligente para cerrar la fábrica de La Vega, nunca se preocupó ni de los trabajadores ni de las instalaciones».

De forma más precavida se tomó el anuncio desde el Grupo Municipal de Somos. Ana Taboada apeló a la «cautela» porque es un tema del que «llevamos escuchado hablar varios años». Aprovechó para defender que se aproveche el futuro contrato con Defensa para «reincorporar» a los 55 despedidos de Trubia y recordó a Defensa que tiene otro compromiso con el municipio como es la devolución de los terrenos de la fábrica de La Vega.

Por su parte, el gobierno del Principado, de mano de su consejero de Industria, destacó que la noticia era esperada debido a la importancia del sector armamentístico dentro de la industria asturiana. «Es una buena noticia que además dará carga de trabajo a la factoría de Trubia durante años», valoró Isaac Pola.

Fuente: www.elcomercio.es