Política de cookies

Este sitio usa cookies para almacenar información necesaria.
Leer nuestra política
¿Aceptas nuestra política?

Asprometal

Imagen.

Sindicatos y Arcelor tratan de cerrar un acuerdo salarial que evite movilizaciones. La negociación del convenio para todo el grupo llega hoy a su fin

La reunión que se celebra hoy en el municipio vizcaíno de Echévarri es esencial para el futuro de las plantas de Arcelor en España. Tras casi ocho meses y más de quince reuniones, sindicatos y empresa encaran el último encuentro para intentar llegar a un consenso y firmar así el VII Acuerdo Marco, como se denomina el documento que ha de regir las relaciones laborales del grupo hasta 2021. El incremento salarial es el escollo que ha impedido a ambas partes llegar a un acuerdo. Una vez resuelta la armonización de los salarios respecto al IPC, la discusión se centra ahora en el porcentaje añadido.

La propuesta de los sindicatos es aumentar un 2,2% fijo repartido en tres anualidades. La siderúrgica, por su parte, ofrece el 0,5% este año; el mismo porcentaje en 2020 más el IPC de ese ejercicio y el 50% del de 2019; en 2021, plantea un 1% más el IPC de ese año y la mitad pendiente del correspondiente a 2019. No obstante, Arcelor pretende que esos incrementos sean variables, ligados a los objetivos de producción. Además, vincula esa mejora salarial a la reducción de plantilla. En concreto, a la salida de en torno a cien trabajadores cada uno de los tres años que tenga vigencia el Acuerdo Marco.

Además, quedan otros asuntos pendientes. Hasta ahora, la empresa había aceptado el recurso al contrato relevo para la industria manufacturera y se mostró en disposición de valorar un plus de sábado, cuya cantidad aún no se ha determinado. Los sindicatos han advertido de que, si no se logra el acuerdo en lo que queda de mes, convocarán asambleas para explicar la situación a la plantilla y plantearán movilizaciones. El comité de empresa se reunió ayer con representantes de la dirección en Asturias para plantear una serie de mejoras adicionales en las plantas de Gijón y Avilés.

En el encuentro también se discutirán las mejoras concretas para las plantas asturianas.

Una propuesta que incluye aspectos como la subida del salario al personal eventual, para que, el primer año, pasen de cobrar el 80% del sueldo establecido para los indefinidos al 100%. Los trabajadores también reclaman modificar el calendario vacacional, de modo que se reduzca de nueve a siete tandas (de junio a septiembre en lugar de comenzar en mayo). Y mejorar el complemento que perciben por fraccionar las vacaciones, así como la recuperación del plus por trabajar los sábados. Cuestiones que dependen de la aprobación del Acuerdo Marco y que también se negociarán hoy en Echévarri, donde Arcelor se comprometió a presentar la oferta definitiva en una reunión que puede prolongarse hasta la madrugada.

El presidente del Principado, Adrián Barbón, manifestó sus esperanzas en que la negociación «fructifique». El mismo deseo expresó el consejero de Industria, Empleo y Promoción Económica, Enrique Fernández, quien recordó que Arcelor «es fundamental» en Asturias. «Hay desafíos que afectan a su actividad y en la medida en que los gobiernos regional y nacional puedan interceder, así lo harán», apuntó.

Fuente: www.elcomercio.es