Política de cookies

Este sitio usa cookies para almacenar información necesaria.
Leer nuestra política
¿Aceptas nuestra política?

Asprometal

Imagen.

Las obras offshore permiten a Navantia Puerto Real año y medio más de carga de trabajo

El astillero celebra el corte de chapa de la subestación eléctrica que construye para la noruega Equinor Energy

La factoría gaditana aguanta con los tres proyectos eólico-marinos a la espera de que lleguen los contratos navales

El astillero de Puerto Real tiene asegurada carga de trabajo para un año y medio con los proyectos offshore que tiene ahora entre manos. De hecho, este martes ha tenido lugar en la factoría el corte de chapa del primer bloque de la subestación eléctrica que Navantia construirá para la empresa noruega Equinor Energy y que servirá para dar cobertura al complejo petrolífero de Johan Severdrup, en el Mar del Norte. Directivos de Equinor y de Navantia se han dado cita en las instalaciones puertorrealeñas para asistir a esta ceremonia que marca el inicio de la obra.

El director de los astilleros de Puerto Real y San Fernando, Javier Herrador, se ha encargado de dar la bienvenida a los ejecutivos noruegos y, al mismo tiempo, de informar de las expectativas de trabajo que se ciernen sobre las instalaciones de la Bahía. En este sentido, Herrador ha aludido también a los otros dos contratos offshore en los que trabaja el astillero.

Se trata, por un lado, de la construcción de las 20 'upper' jackets para el parque eólico Moray Firth Offshore East, adjudicado por el contratista belga Smulders, cuya obra arrancó de forma oficial a finales del pasado julio.

Las 'upper' jackets, de aproximadamente 460 toneladas cada una, se construirán en el astillero de Navantia en Puerto Real. Las entregas de estas unidades se han establecido en términos "FOB, ready for Load Out", con previsión de embarque en lotes de dos unidades, siendo la entrega del primero en el último trimestre de 2019 y del último lote en primavera de 2020.

El trecer contrato eólico es la construcción de una jackets flotantes. Este contrato se desarrolla en el astillero gallego de Fene (A Coruña). La empresa pública se adjudicó esta obra junto a Windar. Las cinco unidades están destinadas al campo Kinkardine, situado a 15 kilómetros de Aberdeen (Reino Unido).

Los trabajos de construcción comenzaron el pasado marzo con el corte y curvado de la chapa en las instalaciones de Windar renovables en Avilés, y siguen en la factoría de Fene con la fabricación del resto de componentes y ensamblado de las unidades, extendiéndose hasta abril de 2020. La carga de trabajo asciende a 1.250.000 horas para la producción de aproximadamente 15.000 toneladas de acero. Sin embargo, el tiempo tan ajustado del contrato de estas estructuras flotantes llevó a Navantia a desviar hasta Puerto Real la construcción de una de las cinco plataformas.

Con los tres encargos eólico-marinos y el corte de bloques de las corbetas se prevé una mano de obra de 3.000 personas en la planta puertorrealeña

 

Con estos tres encargos, la dirección de Navantia tiene asegurada carga de trabajo hasta 2021 aproximadamente y una ocupación, según el director, de unas 3.000 personas.

El director también ha recordado que la planta de Puerto Real trabaja en el corte de chapa de bloques para las corbetas saudíes que se construyen en San Fernando y espera, además, la resolución de dos concurso públicos de construcción naval de defensa. Uno es la fabricación de dos Buques de Aprovisionamiento de Combate (BAC) –con opción a un tercero– para la Armada británica, donde Navantia ha quedado finalista, y el segundo es el contrato con Estados Unidos para la construcción de 20 fragatas.

Herrador ha señalado también que Navantia espera que el Gobierno de la nación autorice la construcción del séptimo BAM y de dos buques de transporte para el Ejército.

Por su parte, el director de Diversificación del astillero, Manuel Braza, ha destacado que la plataforma que se ha comenzado a construir para Equinor Energy tendrá unos 30 metros de altura y un peso de 4.500 toneladas. En este sentido, Braza ha destacado una de las palabras que ha mencionado en su discurso la dirección de Equinor, "que esperan mantener una larga relación con Navantia". Braza ha señalado que la obra de Equinor es la tercera subestación eléctrica que pone en pie Navantia en cinco años, dos fueron con Iberdrola, lo que permite a la compañía ser un referente en el sector offshore.

Fuente: www.lavozdigital.es