Política de cookies

Este sitio usa cookies para almacenar información necesaria.
Leer nuestra política
¿Aceptas nuestra política?

Asprometal

Imagen.

Navantia y Windar fabricarán las 62 «jackets» del parque galo de Iberdrola El contrato garantiza más de un año de ocupación en los astilleros de

Soplan buenos vientos en el negocio de la eólica marina para la Navantia gallega. El astillero de Fene y la compañía asturiana Windar Renovables fabricarán las 62 jackets -grandes estructuras de acero que sustentan los aerogeneradores en la mar- para el parque de Saint Brieuc, que construirá Iberdrola en la Bretaña francesa. La eléctrica que preside Ignacio Sánchez Galán, que fue la impulsora de que la UTE de estas dos empresas españolas se adentrara en el mercado de la eólica marina, se convierte ahora en la compañía que más contratos le ha generado.

Tanto Iberdrola como la alianza que ejecutará el pedido guardan silencio sobre este importante encargo, que será adjudicado oficialmente a finales de este mismo mes, pero fuentes del sector confirman que la decisión ya está tomada. Supone el tercer contrato -y el de mayor número de cimentaciones- que Iberdrola suscribe con Navantia y Windar.

El primero, con el que ambas firmas se estrenaron en el sector, fue para la construcción de 29 jackets para el parque Winkiger, en el Báltico alemán, inaugurado oficialmente a finales del pasado año. Después llegó un nuevo encargo para la fabricación de otras 42 cimentaciones para el de East Anglia One, actualmente en fase de instalación en aguas del Reino Unido, y ahora, este pedido para el que será el primer recinto de Iberdrola en Francia.

Se trata de un parque que estará situado a 20 kilómetros de la costa de la Bretaña francesa. Contará con 62 aerogeneradores y 496 megavatios de potencia.

Desde que Iberdrola abrió la fase de las licitaciones para este concurso, en círculos privados los responsables de Navantia y de Windar no dejaron de insistir en que iban a pelear duro por ganar la fabricación de todas las cimentaciones, algo poco usual, y que acaban de lograr. De hecho, hasta el momento, la eléctrica había repartido en dos suministradores la fabricación de las cimentaciones de sus parques, y esta es la primera vez que uno de ellos asume la totalidad de las jackets.

Todavía no se ha desvelado la letra menuda del encargo, pero hay que recordar que el de fabricación de las 42 jackets de East Anglia One estuvo presupuestado en 120 millones de euros, por lo que este nuevo podría rondar los 170 millones.

A principios de año

Si no se producen variaciones en las previsiones iniciales, la fabricación de las cimentaciones arrancará a principios del 2020, y se prolongará durante más de un año. Este pedido tiene otra singularidad, ya que el Gobierno francés ha exigido que una parte se ejecute en el país. De hecho, los suministradores de las cimentaciones están obligados a cumplir con un plan industrial que garantice ocupación para 250 trabajadores en Brest.

Las piezas para Saint Brieuc conforman el séptimo pedido que reciben Navantia y Windar Renovables desde que conformaron su alianza para competir en la eólica marina. Hace algunas semanas que arrancó en el astillero de Fene la obra de construcción de cinco plataformas para un parque flotante que promueve Cobra -filial de ACS- en aguas de Escocia. Un lustro después de adentrarse en este mercado junto a la firma asturiana, la antigua Astano es ya un referente internacional en la industria del viento off-shore.

Fuente: www.lavozdegalicia.es