Política de cookies

Este sitio usa cookies para almacenar información necesaria.
Leer nuestra política
¿Aceptas nuestra política?

Asprometal

Imagen.

Almaraz inicia la recarga de su unidad II, en la que participarán 1.200 trabajadores adicionales

Está previsto implantar más de treinta modificaciones de diseño.

La Central Nuclear de Almaraz (CNA) ha dado comienzo a la vigesimoquinta recarga de combustible de su unidad II. Los trabajos se desarrollarán durante algo más de un mes y en ellos tomarán parte 1.200 empleados de 70 empresas de servicios que se unirán al habitual equipo de profesionales de la planta y de las empresas colaboradoras que trabajan en ella. La mayoría de estos trabajadores que se incorporan en la recarga «son extremeños y han recibido la formación adecuada a las actividades a realizar en la planta enfocada a la prevención de riesgos laborales y a evitar el error humano en la ejecución de los trabajos programados», se incidió ayer desde la central a través de un comunicado.

La unidad II se desconectó de la red eléctrica a las 23.57 horas del pasado sábado para iniciar estos trabajos de recarga, cuya duración estimada es de 34 días. En este tiempo se llevarán a cabo unas 10.200 actividades, entre las que se incluye la implantación de 33 modificaciones de diseño. «Se realizarán trabajos en el Primario y sistemas auxiliares, en el turbogrupo, en turbinas auxiliares y bombas y en trenes de salvaguardias», se precisó.

Igualmente, entre los proyectos más destacados que se ejecutarán está «la inspección de toberas de ramas frías, de la vasija, del 33% de los tubos de los generadores de vapor y de tanques metálicos por Gestión de Vida. También se sustituirán las tres válvulas de seguridad del presionador y se llevará a cabo la sustitución del cambiador de calor de la purga de los generadores de vapor».

También se procederá a la revisión mayor del alternador, de las turbinas y bombas de agua del sistema agua de alimentación auxiliar y agua de alimentación principal A. Asimismo, se hará una prueba de alimentación exterior desde la Central Hidráulica José María Oriol y la modificación del circuito de control de cierre y apertura de las válvulas del sistema de refrigeración de componentes por recuperación de tensión.

Este periodo de recarga permitirá al reactor II acometer un nuevo ciclo de operación. En este sentido, la central incidió ayer en que esta unidad «ha cumplido seis años sin registrar ninguna parada automática del reactor y alcanza su mejor dato de días acoplada a la red eléctrica: 512 días ininterrumpidos». Además, se agregó, las dos unidades que componen la instalación alcanzaron en el primer semestre del 2019 una producción conjunta de 8.991.161 megavatios hora (MWh), de los que 4.500.109 MWh correspondieron a la producción de energía eléctrica bruta de la unidad I y 4.491.052 MWh a la de la unidad II.

 

Fuente: www.elperiodicoextremadura.com