Política de cookies

Este sitio usa cookies para almacenar información necesaria.
Leer nuestra política
¿Aceptas nuestra política?

Asprometal

Imagen.

La nueva línea de ArcelorMittal de acero para fabricar anillas supera el trámite ambiental

La nueva sección de electrozincado y corte anexa a la línea de pintura de la factoría de ArcelorMittal en Avilés ha superado el trámite de la declaración de impacto ambiental en la Consejería de Infraestructuras, Medio Ambiente y Cambio Climático. Una vez estudiado el proyecto y las cuatro alegaciones recibidas, se determina la viabilidad de la actuación, condicionada a medidas ambientales encaminadas a evitar la contaminación del suelo y las aguas superficiales, así como a minimizar el impacto visual.

El acero electrozincado cuya producción está prevista en la nueva línea de ArcelorMittal en Avilés se utiliza en muchos productos, aunque la sección que se crearía en la planta avilesina solo produciría fleje para la elaboración de anillas tanto electrozincado como pintado, según se recoge en el informe para el estudio de impacto ambiental.

El documento hace una descripción general del proyecto en la que se recoge tanto el fin de esta inversión como los tiempos para su puesta en funcionamiento. Se estima que de estas instalaciones saldrían al año 60.000 toneladas de este fleje, que podría utilizarse en las latas de conserva, un sector que actualmente tiene una elevada demanda.

La nave de pintura actual se ampliaría con una construcción nueva de sesenta metros de longitud que se unirían a los 228 de las instalaciones ya existentes. ArcelorMittal aseguraba el pasado mes de septiembre que había iniciado la tramitación ambiental ante el Principado para tenerla finalizada y afrontar el proyecto si el mercado así lo demanda.

Para la puesta en marcha del proyecto se necesitarían once meses de obras en las que trabajarían entre cincuenta y setenta personas. En los primeros meses se trabajaría en la construcción de la sección de electrozincado y la línea de corte, después se acometería la instalación de estas nuevas zonas de trabajo para concluir con las pruebas de caliente y frío, a la vez que se realizaría la instalación de la zona de empaquetado.

La nueva sección de electrozincado se instalaría justo a la salida del acumulador de entrada de la línea de pintado, ya que todas las bobinas, sean para pintado o para electrozincar, comparten el mismo trayecto de entrada. De esta forma, tras pasar por las dos etapas de prelimpieza, llegarían al acumulador desde donde podrían seguir el camino original de la línea de pintura para los flejes pintados o bien entrar en la nueva sección de electrozincado, para luego continuar el camino original nuevamente de la línea de pintura a través de la sección de tratamiento químico y la de salida (bobinadora).

La bobina llegaría a la línea de corte del fleje y de empaquetado, también nuevas en estas instalaciones. Se prevé que se ubiquen en una de las zonas que hoy se dedican al almacenaje de bobinas, reduciendo así la capacidad del actual parque de bobinas de las instalaciones.

Fuente: www.elcomercio.es