Política de cookies

Este sitio usa cookies para almacenar información necesaria.
Leer nuestra política
¿Aceptas nuestra política?

Asprometal

Imagen.

Endesa prevé emplear a 7.500 personas en hacer parques eólicos tras el cierre de As Pontes

 
 


Endesa prevé que su plan de empleo para desarrollar 1.505 megavatios (MW) renovables en Galicia que sustituya a los 1.468 MW de carbón que se cerrarán en As Pontes llegue a ocupar en la fase de construcción de los parques hasta 7.500 personas durante seis años, una media de 1.250 empleos anuales, aunque luego, en su operación y mantenimiento, los empleos serán sólo 125.

La eléctrica, que solicitó el pasado 27 de diciembre el cierre de la central de carbón, ha expuesto este martes en la Mesa de Transición de As Pontes el Plan de futuro para el entorno de la planta térmica, el Plan Futur-e, que integra las acciones relacionadas con el cierre ordenado de la instalación y al que ha tenido acceso Efe.

Endesa pretende sustituir en Galicia los 1.468 MW de la central de As Pontes por 1.505 MW renovables, con una inversión asociada de 1.581 millones de euros y que se ubicaría en un radio de 40 kilómetros de la central.

De esta potencia, 250 MW están en tramitación administrativa, 190 MW son proyectos solicitados, 370 MW se presentarán en los próximos meses y hay 700 MW identificados en emplazamientos potenciales.

La compañía prevé que en el desmantelamiento de la central, una vez que el Ministerio para la Transición Ecológica autorice su cierre, se crearán 130 empleos directos de media (con picos de trabajo de hasta 200 personas) durante los cuatro años que durará esta fase, a los que habrá que sumar el tiempo que duren los trabajos previos.

En los trabajos de construcción de los parques eólicos previstos en el Plan de Futuro para el entorno de As Pontes, Endesa calcula que se crearán 7.500 empleos directos (1.250 empleos medios/año) durante un periodo de seis años y el inicio de la actividad está pendiente de la obtención de conexión a la red y autorizaciones.

La operación y mantenimiento de los parque ocupará a 125 personas de forma directa durante veinticinco años.

Endesa respetará el puesto de trabajo de sus empleados propios de la planta de As Pontes; abrirá un proceso de recolocación para los empleados que permita su reubicación en las vacantes que vayan surgiendo en la compañía, con criterios que minimicen, en la medida de lo posible, movilidades geográficas con cambio de domicilio, y se tendrán en cuenta también para las labores de desmantelamiento de la central.

En el caso de los trabajadores de las contratas que trabajaban para la central, Endesa priorizará la contratación de personas del entorno para los trabajos de desmantelamiento de la central y la instalación de la nueva potencia renovable.

Para ello, incluirá una especificación técnica en la licitación de la obra de desmantelamiento y, además, podrán ser beneficiarios de los programas de formación que va a poner en marcha Endesa para la recualificación laboral de los trabajadores de la térmica de As Pontes.

De cara a desarrollar toda la potencia eólica prevista, Endesa considera que son necesarios cambios en el plan sectorial eólico de Galicia para ampliar las zonas actuales de desarrollo eólico, así como cambios en la legislación para resolver el acceso a la red, algo que señala que está pendiente del desarrollo de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética.

El plan está también abierto a incluir todas las iniciativas viables que propongan los diferentes agentes involucrados y, además, la compañía, como ya hizo con el cierre de la central de carbón de Compostilla, en León, convocará un concurso internacional de proyectos para buscar iniciativas empresariales para reindustrializar el emplazamiento de la central.

También ha contratado un consultora independiente para la prospección de proyectos industriales para su implantación en As Pontes, que ya ha iniciado los trabajos.

Respecto a la fecha de cierre de la central, Endesa dice que se producirá a mitad de 2021, si no se encuentra una mezcla de combustión viable con biomasa, tanto técnicamente como en precio.
Actualmente, se están esperando los combustibles para realizar las pruebas que determinen esa viabilidad y está previsto que se hagan a partir de mayo o junio del presente este año. 

 

Fuente: www.elprogreso.es