Política de cookies

Este sitio usa cookies para almacenar información necesaria.
Leer nuestra política
¿Aceptas nuestra política?

Asprometal

Imagen.

Un muerto y un desaparecido en una explosión en una química de Barcelona

Una explosión en una empresa de productos químicos ha dejado un muerto y 19 heridos leves en un polígono industrial de La Verneda, en Barcelona. Hay además otra persona desaparecida en la zona cero de la deflagración. 

Poco antes de las tres de la tarde, en el almacén de la empresa de Proquibasa, se efectuaba una prueba de presión en uno de los depósitos verticales. El test de resistencia ha acabado provocando que estallara. 

La fuerza de la explosión ha destrozado el techo y paredes del almacén que han provocado una lluvia de pesados cascotes que ha caído sobre naves vecinas. La víctima mortal es un hombre que se encontraban en una de estas empresas. Un proyectil ha hundido el techo y lo ha aplastado. Se repite la triste historia ocurrida en Tarragona hace dos meses, cuando la explosión de IQOXE –saldada con tres muertes– acabó matando a un vecino alcanzado por un proyectil que impactó contra el techo de su domicilio, ubicado a dos kilómetros del polígono sur. 

La empresa química Proquibasa, situada en el número 51 de la Via Trajana, en el polígono industrial de Montsolís del distrito de Sant Martí, se dedica a almacenar y distribuir productos químicos. No estaba catalogada como sede de una actividad de riesgo alto. Es una empresa familiar que emplea a más de 50 trabajadores en dos sedes, entre Madrid y Barcelona. Suministra materias primas para detergentes y limpiezas, construcción, alimentación, cosmética y lubricantes. 

La explosión ha hecho que volcaran numerosos recipientes que contienen líquidos inflamables y tóxicos. Antonio Cabezas, jefe de guardia de los Bombers de Barcelona, ha explicado que las tareas serán largas para poder extraer el charco de vertidos. La primera misión consiste en estabilizar la mezcla. Hasta entonces, los equipos de emergencia no podrán registrar a consciencia el almacén. La persona desaparecida es un empleado de Proquibasa que, al no ser localizado por el recuento efectuado por la compañía, se da por hecho que se encontraría en la zona cero que los bomberos escudriñarán después de asegurarla. 

Los 19 heridos son, en su mayoría, trabajadores de esta empresa y de las más cercanas alcanzados por los cascotes. En su mayoría han sufrido contusiones en las extremidades, trece han requerido de un trasladado a un centro hospitalario aunque no se teme por la vida de ninguno. 

Los compañeros del hombre fallecido, trabajador de una empresa cercana, han sido evacuados y seguían horas después del incidente y desde la zona externa del perímetro, con el corazón encogido, las noticias que llegaban. A medida que pasaban los minutos, se temían lo peor. Según su relato, en la segunda planta de su nave, sobre la que se ha desplomado el techo, se encontraban un hombre –la víctima– y dos mujeres, que han tenido que ser atendidas por ambulancias del SEM. Explicaban que a las tres menos cuarto han notado una vibración poderosa y que después ha habido un gran estruendo. A continuación: "la lluvia de cascotes, que ha durado entre 10-15 segundos, que ha hundido el techo de nuestra nave y ha herido al compañero".

Al salir han descubierto que restos de escombros habían destrozado varios de los vehículos. Había trozos de cemento armado y también tornillos de grandes dimensiones que, empujados por la deflagración, se habían convertido en metralla susceptible de elevar trágicamente el balance de afectados, incluso el de muertos. 

Los esfuerzos se centran ahora en tratar de estabilizar la balsa de productos químicos para poder comenzar a buscar a la persona desaparecida. Once dotaciones de los bomberos, una veintena de ambulancias del Sistema d'Emergències Mèdiques e investigadores de los Mossos d'Esquadra –que se harán cargo de las pesquisas a causa de la existencia de víctimas mortales en el episodio–. La Guardia Urbana de Barcelona ha desviado el tráfico y mantiene cortada la calle Trajana mientras operan los equipos de emergencia. 

 

Fuente: www.elperiodico.com