Política de cookies

Este sitio usa cookies para almacenar información necesaria.
Leer nuestra política
¿Aceptas nuestra política?

Asprometal

Imagen.

El CSN otorga 10 años más a la central nuclear de Vandellós, hasta 2030

 

El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) ha aprobado Renovar la autorización de explotación de la central nuclear Vandellós II (Tarragona), propiedad de Endesa e Iberdrola (72% y 28%, respectivamente), por un periodo de diez años, hasta 2030. También ha validado su plan de gestión de residuos radiactivos.

 

El CSN empezó a estudiar la prórroga hace menos de un mes, por lo que el Pleno del organismo se ha pronunciado rápidamente -sobre todo considerando la "ingente documentación técnica que va asociada a este tipo de procesos", según su propia expresión- y ha emitido un informe favorable para el Ministerio para la Transición Ecológica, que debe otorgar la autorización administrativa, una vez superado el análisis de seguridad del supervisor atómico.

Se trata de la segunda central autorizada a aumentar su vida útil, tras el permiso otorgado a la de Almaraz, el pasado mes de mayo. En ambos casos, el CSN ha comprobado el correcto funcionamiento de las instalaciones y su buen nivel de seguridad para continuar su operación. También ha constatado la capacidad de las plantas para dar respuesta a las mayores exigencias normativas actuales, superiores a las requeridas originalmente. 

Límites y condiciones aplicables

El dictamen emitido por el regulador sobre la planta catalana establece diez límites y condiciones de tipo genérico para todas las centrales nucleares: identificación del titular y explotador responsable, potencia máxima autorizada, documentos oficiales de explotación de la central y su trámite de modificación, informes anuales requeridos, salida de bultos radiactivos fuera del emplazamiento, requisitos para solicitar el cese de la explotación, así como para solicitar una eventual nueva autorización.

Adicionalmente, el CSN ha establecido mejoras propuestas por el titular de los programas de mejora relacionados con la protección contra riesgos internos y, en concreto, los derivados de inundaciones internas y aspersión. Para ello deberán identificarse estructuras, sistemas y componentes que puedan ser relevantes en ese ámbito, así como su programa asociado de mantenimiento, inspección y pruebas.

 

Fuente: www.eleconomista.es