Política de cookies

Este sitio usa cookies para almacenar información necesaria.
Leer nuestra política
¿Aceptas nuestra política?

Asprometal

Imagen.

El proyecto de la biorrefinería de Zamora capta una inversión de 163 millones

Los promotores de la biorrefinería multifuncional de Barcial del Barco (Zamora) han logrado captar una inversión extranjera de 178 millones de dólares (163 millones de euros al cambio) y han logrado salvar de esa forma el principal obstáculo para poner en marcha el proyecto.

La financiación del proyecto había sido hasta el momento el principal obstáculo que habían encontrado los emprendedores que han impulsado la iniciativa, según han resaltado este viernes en un comunicado.

De esta forma, los años de «duro e intenso trabajo» para sacar adelante el proyecto han recogido su fruto al lograr los 160 millones de euros que son necesarios para la construcción y la puesta en marcha de la primera fase industrial.

La financiación ha llegado de la mano de inversores extranjeros de la sociedad EA Green Energy, que se ha comprometido a aportar ese dinero para poner en marcha la industria de energías renovables planteada.

Los promotores han enmarcado esta inversión en el momento actual pos-covid-19, en el que se ha recuperado la denominada economía verde y en el que las directrices que marcan la Comisión Europea y el Gobierno de España van en esa línea.

La biorrefinería multifuncional de Barcial del Barco va a producir 160.000 metros cúbicos de bioetanol y 120.000 toneladas de piensos anualmente.

Para ello utilizará un sistema multifuncional patentado por un ingeniero español, que permite producir bioetanol de alta eficiencia y menos contaminante que los combustibles fósiles y a la vez obtener piensos para el canal ganadero.

Para ello se utilizarán como materias primas remolacha, biomasa y maíz cultivado en un radio de cincuenta kilómetros alrededor de la localización de la planta, lo que beneficia a terrenos de cultivo de las provincias de Zamora, León y Valladolid.

Al abarcar un territorio tan amplio habrá una mínima necesidad de hectáreas y se operará sin incidir en el canal alimentario, han asegurado los promotores del proyecto.

La iniciativa está en consonancia además con las nuevas directrices europeas de reducción de CO2, ya que según un informe de Globiom, elaborado por consultoras independientes, a petición de la Comisión Europea, el maíz, la remolacha y la biomasa son materias primas que producen un bioetanol que reduce emisiones frente a combustibles fósiles.

El proyecto de la biorrefinería está respaldado en pleno por 133 ayuntamientos de las provincias de Zamora, León y Salamanca, así como por las organizaciones agrarias UPA, COAG, Asaja y UCCL, los sindicatos CCOO y UGT, las Universidades de Salamanca y León y los Colegios de Ingenieros Industriales de Zamora y León.

La planta supone un nuevo modelo industrial verde que creará un centenar de empleos directos y unos dos mil puestos de trabajo indirectos en una primera fase.

La iniciativa, según han subrayado los promotores, contribuirá a «descarbonizar» el planeta y volverá a dar al campo unos beneficios para un cultivo «endógeno y social» como el de la remolacha que actualmente está en pleno retroceso.

La inversora EA Green Energy valora también acometer una segunda planta multifuncional como la de Barcial del Barco en la localidad de La Robla (León).

Una vez lograda la financiación, los impulsores de la biorrefinería buscar ahora cerrar el acuerdo de construcción con alguna de las grandes constructoras españolas.

Fuente: www.elperiodicodelaenergia.com