Política de cookies

Este sitio usa cookies para almacenar información necesaria.
Leer nuestra política
¿Aceptas nuestra política?

Asprometal

Imagen.

Autorizan construir el poliducto que unirá la refinería coruñesa con el puerto exterior

La Dirección Xeral de Patrimonio Cultural ha aprobado el proyecto de extracción, traslado y reubicación de los petroglifos de Nostián, que la refinería de Repsol en A Coruña encargó a un grupo de expertos y que presentó el pasado mes de julio ante la Xunta de Galicia. El objetivo es la protección del conjunto antrópico y natural hallado en una finca de la traza del futuro poliducto al Puerto Exterior.

Tras haber presentado la compañía tres estudios arqueológicos y un estudio geológico, realizados por diferentes expertos en la materia, la Dirección Xeral emitió una resolución a finales de diciembre del pasado año, en la que se determinaba que el afloramiento tiene dos grabados lineales con círculos concéntricos entre 30 y 4 cms. de indudable origen antrópico, que solo son perceptibles con luz rasante. A estos grabados está asociado un conjunto cazoletas de origen natural.

 

Tal y como indicó también la resolución, Repsol realizó en enero 2020 una campaña de limpieza y exploración perimetral, incluyendo el estudio con fotografía nocturna y luz rasante, y estudio fotogramétrico. No se halló ningún otro motivo y se documentó toda la campaña en un informe entregado en febrero.

No obstante, el proyecto de conservación contempla una puesta en valor del conjunto tanto antrópico como natural y se ha buscado la mejor solución técnica que permite mantener la integridad del afloramiento en su emplazamiento original. De este modo, las dos representaciones de motivos circulares en la parte alta son los únicos elementos que se retirarán durante la ejecución de las obras, para restablecerlos a su localización original tras finalizar las obras del poliducto. El área de las cazoletas no se verá afectada.

El proyecto se ha organizado como una intervención interdisciplinar donde participará un equipo técnico de arqueólogos, restauradores y canteros. La actuación se estructura en siete fases.

Fuente: www.elespanol.com