Política de cookies

Este sitio usa cookies para almacenar información necesaria.
Leer nuestra política
¿Aceptas nuestra política?

Asprometal

Imagen.

Navantia y Windar arrancan la obra eólica en Brest y se preparan en Fene

Es el mayor contrato de eólica marina firmado hasta el momento por Navantia y Windar Renovables, y acaba de arrancar en el polo industrial de Brest (Francia), mientras se llevan a cabo las tareas preliminares para que los trabajos comiencen en el astillero de Fene. El encargo, presupuestado en 350 millones de euros, la construcción de 62 jackets -estructuras de acero que sustentan los aerogeneradores en el mar- para el parque de Iberdrola en Saint Brieuc -ubicado en la Bretaña francesa- garantiza ocupación en la antigua Astano hasta el 2022. 

En la localidad de Brest, en donde ambas compañías han sellado acuerdos con 17 firmas del país para fabricar en el mencionado puerto galo componentes para 34 de las 62 cimentaciones, la obra se ha puesto de largo. En conjunto, las firmas francesas -en estos momentos Navantia y Windar negocian con otra veintena de compañías su posible participación en la obra- procesarán alrededor de 35.000 toneladas de acero. Las piezas serán enviadas posteriormente a la factoría de Perlío, en donde serán ensambladas con el resto de la jackets.

La ejecución de parte de los trabajos en el país fue un requisito establecido por el Gobierno francés para la adjudicación de los megavatios eólicos (496) del parque de Saint Brieuc. Iberdrola prevé que la ejecución del recinto marino genere ocupación para mil empleos en Francia, y que unos 250 estén ligados específicamente a la ejecución de las cimentaciones.

Las jackets tendrán tres patas y pesarán 1.150 toneladas, una envergadura superior a las últimas construidas por Navantia y Windar en Fene para los parques Wikinger y East Anglia One, promovidos por Iberdrola en Alemania y Reino Unido, respectivamente. 

La obra ha llevado a Brest a Nervión, principal subcontratista de Navantia en el negocio de la eólica marina. En estos momento tiene en la zona a un equipo formado por cinco técnicos, y ya cuenta con acuerdos con seis firmas locales para fabricar partes de los componentes. La previsión que maneja la empresa es la de contratar entre 100 y 120 empleados en el país para llevar a cabo las tareas encomendadas.

En el acto de puesta de largo en la obra en la mencionada localidad francesa, el director de Navantia Fene-Ferrol, Jorge Filgueira, manifestó el orgullo tanto de su compañía como de Windar por participar en el desarrollo de la eólica marina en el país y añadió que ambas firmas habían llevado a cabo una «planificación estructurada y realista» tanto en cuanto a la producción de los componentes como en cuanto a las tareas logísticas. «Nuestro objetivo es fortalecer los lazos entre nuestras dos regiones, Bretaña y Galicia, mediante la creación de una cadena de suministro segura», subrayó, para poder seguir desarrollando proyectos conjuntos en el futuro, según recogieron distintos medios de comunicación franceses.

Javier García, presidente de Ailes Marines, filial de Iberdrola, incidió en el trabajo realizado por Navantia y Windar en Brest, «especialmente en las difíciles circunstancias en las que nos encontramos».

Mientras, en la antigua Astano ya han comenzado los preparativos para el arranque de la obra, que cogerá velocidad el próximo mes. Aunque por el momento no se han ofrecido cifras oficiales, está previsto que la construcción de las estructuras para el parque de Saint Brieuc reporte ocupación para medio millar de trabajadores en Fene.

 

Fuente: www.lavozdegalicia.es